lunes, 25 de julio de 2011

respira.

respira.  profundo.  inhala.  exhala.
siente como el viento te recorre cada parte de tu cuerpo.
cierra los ojos, para sentirlo.
deja que te toque, no te hará daño.
caricias infinitas, que estremecen.
rodeada de seres que mucho tiempo atrás ya estaban en ese lugar,
colocados cada uno donde el azar quiso que estuviesen.
la magia del bosque te deja ojiplática.
el viento te trae sus olores, sus colores,
y al caer el sol, el cielo plagado de astros te resguarda del frio.
y aunque me da miedo tanto infinito, no puedo parar de quedarme perpleja al contemplar esa belleza.
buscaré más lugares donde viento me abrace.
a veces se me olvida respirar.
cuando lo recuerdo, lo hago muy fuerte, para comprovar que sigo viva.
hecho, sigo aquí.
cierro los ojos, tapo mis oidos, nota como late el corazón.
¿late? se supone.

martes, 19 de julio de 2011

pronfundidad

¿ Cómo hacerte saber que nadie establece normas salvo la vida ?


“¿ Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo ?
Que uno sólo tiene que buscarlo y dárselo,
Que nadie establece normas salvo la vida,
Que la vida sin ciertas normas pierde forma,
Que la forma no se pierde con abrirnos,
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente,
Que no está prohibido amar,
Que también se puede odiar,
Que el odio y el amor son afectos
Que la agresión porque sí hiere mucho,
Que las heridas se cierran,
Que las puertas no deben cerrarse,
Que la mayor puerta es el afecto,
Que los afectos nos definen,
Que definirse no es remar contra la corriente,
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja,
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio,
Que negar palabras implica abrir distancias,
Que encontrarse es muy hermoso,
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida,
Que la vida parte del sexo,
Que el “por qué” de los niños tiene un porque,
Que querer saber de alguien no es sólo curiosidad,
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana,
Que nunca está de más agradecer,
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo,
Que nadie quiere estar solo,
Que para no estar solo hay que dar,
Que para dar debimos recibir antes,
Que para que nos den hay que saber también cómo pedir,
Que saber pedir no es regalarse,
Que regalarse es, en definitiva, no quererse,
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos,
Que para que alguien “sea” hay que ayudarlo,
Que ayudar es poder alentar y apoyar,
Que adular no es ayudar,
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara,
Que las cosas cara a cara son honestas,
Que nadie es honesto porque no roba,
Que el que roba no es ladrón por placer,
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo,
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte,
Que se puede estar muerto en vida,
Que se siente con el cuerpo y la mente,
Que con los oídos se escucha,
Que cuesta ser sensible y no herirse,
Que herirse no es desangrarse,
Que para no ser heridos levantamos muros,
Que quien siembra muros no recoge nada,
Que casi todos somos albañiles de muros,
Que sería mejor construir puentes,
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve,
Que volver no implica retroceder,
Que retroceder también puede ser avanzar,
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol,
¿ Cómo hacerte saber que nadie establece normas salvo la vida ?”
Desde los afectos
Mario Benedetti

martes, 12 de julio de 2011

our shadows taller than our souls.
"Soy casi nunca serio, y soy siempre demasiado serio. Demasiado profundo, demasiado vacio. Demasiado sensible,y siempre con el corazón frío. Soy como una colección de paradojas."

viernes, 8 de julio de 2011

demasiado tiempo para pensar, aun así los dias se me hacen cortos.
mente enloquecida.
de un fotolog que me gusta mucho,deberiamos revivir el fotolog, tenia su cosita especial.

~

anocheciendo va el dia.
el sol terminando su trabajo.
ayer le pregunté si no se cansaba de trabajar tanto, y de mandarnos tanto calor.
le sugerí que se tomase unas vacaciones, no creo que lo haga, este calor asfixiante nos acompañará durante un largo tiempo.
el calor abrasador, el viento desértico, que te cocina poco a poco, como en cualquier horno.
cuando le pasa el relevo a la luna. aqui empieza su trabajo. ese satélite, que nos hace soñar, reir, llorar.
la luna trastoca los corazones, los encoge un poquito cada vez que la miran.
a la luna se le ve el ombligo.
y a mi se me pierden los mapas, el sendero de losas amarillas, no es facil encontrar un camino.
y cada vez los sueños se hacen más confusos, con más espirales infinitas, deberiamos hacerles caso a los filósofos y deshacernos de los sentidos, ya que nos hacen confundirnos, nos engañan, y podemos confundir el sueño con la vigilia. pero no quiero, quiero soñar, quiero hacerle caso a mis sentidos, a mis instintos.
quisiera viajar, lejos, conocer nuevos paisajes,nuevas caminos, nuevas miradas.